lunes, 5 de febrero de 2018

DISCUTIR, QUE GRAN PLACER

CARIÑO, CUANTO TE ODIO

SINOPSIS:

Lucy Hutton es la asistente de una editora de la vieja escuela, preocupada por la calidad de los títulos que publica. La editora se ve obligada a fusionar su pequeña editorial con una gran editorial comercial, y Lucy se ve obligada a trabajar con Joshua Templeman, el asistente del editor en jefe de la otra editorial, preocupado únicamente por las ventas. Lucy y Joshua se convierten inmediatamente en enemigos, pero del odio al amor ya sabemos que hay sólo un paso…



AUTORA: Sally Thorne
EDITORIAL: Planeta
FECHA DE EDICIÓN: 12 de Septiembre de 2017
CATEGORÍA: Romántica

RESEÑA

yo leyendo
Cariño, cuanto te odio llevaba meses haciéndome ojitos. Iba a La casa del libro y zasca en mi linea de visión directa, fnac ídem, en amazon ya me ponía ojos de perdiz cachonda y me suplicaba, así que en Navidad me lié la manta a la cabeza siguiendo el consejo de las maestras ultra sabias haggards me decidí a conocer a Lucy y a Josh en profundidad. Y no me arrepiento en absoluto por que son genial. Eso si ahora me salen corazones hasta por las orejas.
Es una de las novelas con las que más he disfrutado en meses. Según la termine estuve tentada de empezar de nuevo. Y eso solo me ha pasado con Calle Jamaica y Nate.
Tengo que decir que al principio Lucy Hutton y su intensidad me ponían un poco de mala leche. Hasta que vi el percal que llevaba la muchacha, me parecía que era un poco infantil y malcriada pero si te pones en su lugar simpatizas rápidamente. Después ir conociendo más sobre su vida, el tema pitufil es una de mis partes preferidas, le da ese punto friki adorable, sus padres, sus inseguridades. Después ves la inquina obsesiva por jorobar a Josh y me dejaba tronchandome por que en el fondo no tiene maldad y cuando se las devuelve no sabe por donde salir o como salir.
Conocer a Josh fue una experiencia, no precisamente religiosa, por que se puede ser seco e impertinente pero cuando quede patidifusa, ojiplatica y me dieron los doscientos males en ese ascensor ya le tenia pillado de que pie cojeaba.
Cuando la situación dio ese cambio radical aquello ya fue como si un unicornio se estuviera paseando por mi habitación cantando el Aleluya de Haendel con arco iris y corazoncillos flotando a mi alrededor, totalmente in love por Josh. Luego desee estar en ese sofá y pensé, venga va hasta luego Mari Carmen, mis ovarios hacen pum y muchas mas cosas que hacen que quieras ser Lucy.
Demasiada adorafollabilidad no puede ser buena. Creando del Club de fans de Josh en 3, 2, 1
Sorprende la evolución de los personajes, no esperas que las tornas estén cambiada hasta que estas acabando con el libro y eso mola porque se sale de los clásicos roles. Es un giro curioso y divertido que le aporta todavía más frescura al libro.
Apenas me costo terminarlo por que es entretenido, divertido, con esos momentos de intercambio de odios mutuos perfectamente hilados que te llevan a que la sonrisa no se vaya de la boca en ningún momento. No le puedo poner peros me ha gustado mucho muchísimo y es probable que sea de esas relecturas por placer que hago de vez en cuando para soltar malos rollos con otros libros.




2 comentarios:

  1. Maravillosa lectura, coincido contigo plenamente 😍😍😍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta libro es tan genial que es de esos que dejas en la recamara para el verano y las relecturas a placer.

      Eliminar

COMO SIEMPRE, MÁS RAZÓN NO PUEDEN TENER

CELTAS CORTOS Los Celtas Cortos  vuelven a la carga en Septiembre. Cuando comiencen a escucharse, si alguna vez dejamos de hacerlo, s...