miércoles, 18 de julio de 2018

POLIFACÉTICO, QUIZÁ ERA DECIRLE POCO


Fue único en su especie, muchos han querido imitarle sin llegar a servir ni de suela de zapato. Porque Tino Casal no solo fue música, también diseñaba su propio vestuario y joyería. Ademas de los looks transgresores que marcaron un época.

TOKYO ( NEOCASAL ) - 1981

EMBRUJADA ( ETIQUETA NEGRA ) - 1983

Una de sus canciones más conocida, con ella descubrimos que la dark fantasy podía molar cantidad y aunque era una historia bien triste nos atrajo con esa decadencia.


POKER PARA UN PERDEDOR ( ETIQUETA NEGRA) - 1983


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SHALL WE DANCE?

LA NOCHE QUE BAILAMOS JUNTOS SINOPSIS Tras pasar por una dolorosa y complicada ruptura, Chloe se refugia en el trabajo. Pero cuan...