jueves, 18 de enero de 2018

VIAJEMOS SIN SALIR DE CASA

ANTIGUA ESTACIÓN DE CHAMBERI


Estación de Chamberi década de los 60 ( Cortesia de Memoria de Madrid )

Madrid es una ciudad plagada de misterios y lugares peculiares. Uno de ellos es la Antigua estación de metro de Chamberi cerrada al publico en 1966 y reabierta en 2008 como parte de la iniciativa para conocer mejor el suburbano llamada Anden 0, en ella se dan a conocer la Estación de Chamberi,  Nave de Motores de Pacífico y el antiguo vestíbulo de la Estación de Pacífico.
La estación fue diseñada por el arquitecto Antonio Palacios y se inauguro el 17 de Octubre de 1919 con la presencia de el rey Alfonso XIII
Quien iba a decirnos que el metro de Madrid, ahora una intrincada red de túneles y lineas multicolores, cuando fue inaugurada tan solo tenia ocho estaciones y cuatro kilómetros de recorrido. Fuimos el segundo país en tener metro, Londres fue el primero.

Aprox. 1930 Niños durante bombardeo ( Cortesía Memoria de Madrid )
Con el avance de los años las estaciones se fueron ampliando, cuando Madrid sufrió el asedio de los bombardeos durante la guerra civil muchas de las estaciones se usaron con refugios, una de ellas fue Chamberi.
En la década de los 60 el metro como uno de los medios de transporte más usados realizo mejoras, alargo los andenes de la linea 1 de Metro y puso en servicio nuevo de trenes. Los andenes pasaron de medir 60 metros a ampliarse hasta los 90 metros, la estación  estaba situada en una curva cerrada y no podía extenderse, ademas estaban muy cerca de las estaciones de Bilbao e Iglesia por lo que se podía prescindir de ella sin demasiados problemas. De esa manera el 22 de Mayo de 1966 se cerro al publico de manera permanente.

Pasaron cuarenta años durante los cuales las leyenda urbanas se fueron haciendo fuertes en la gente que a diario viajaba en el metro, no solo por que los trenes disminuyeran su velocidad al pasar por la estación y la imaginación de los usuarios viajaba libremente sino por que ademas descubrían pequeños detalles de la construcción de algunas estaciones que estimulaba su chispa fantástica.
Por ejemplo, durante la construcción de esta estación se toparon con los restos del cementerio del Convento de los Capuchinos y sus antiguos inquilinos. Para no paralizar las obras no tuvieron otra idea que enterrarlos donde los habían encontrado. Con los años y la instalación de actuales paneles se empezaron a escuchar historias fantasmagóricas, como que si pegas la cara al cristal podrás ver la imagen de una mujer desaparecida hace décadas que bajo al anden y no se supo más de ella. Vamos que genial para que se vaya la luz mientras estas haciendo la visita.
Estación sin reformar ( Cortesía Memoria de Madrid)
Algo parecido sucedió en la estación de Tirso de Molina, cuando estaban construyéndola encontraron los restos del osario del convento de la Merced, como nadie sabia que se tenia que hacer con los restos los colocaron en las paredes de la estación y se recubrieron con azulejos. Por eso mucha gente insiste en que escuchan los gritos de los monjes cuando se quedan solos esperando el ultimo tren.
A que ahora miráis el metro de Madrid como a la película de Poltergeist. Solo falta que cuando llegue el tren se oiga una voz por megafonía que diga, "ya están aquiiii".
Durante la década de los noventa también se utilizo como refugio para la gente sin hogar durante las campañas del frió.

Ya en 2006 se decidió sacar del olvido la estación pero aunque las entradas habían sido tapiadas el paso del tiempo no había tenido piedad y los bandalos tampoco.
La estación presentaba un estado deplorable, literalmente se caía a trozos como muestran algunas de las fotos tomadas por los responsables

Estación sin reformar ( Cortesía Memoria de Madrid)
Aunque el tapiado de las entradas había preservado los murales, bóvedas y carteles publicitarios de la década de los 60 de manera milagrosa.
Tardaron dos años en dejar visible la estación, todo quedo  preparado para su inauguración en 2008, como  una de las dos sedes que conformaban el proyecto de Anden 0.
Cuando visite el año pasado la estación mi imaginación comenzó a ver a los viajeros de principios de siglo con sus trajes de época  y sus sombreros subiendo en los vagones de madera establecidos por clases o las jóvenes de los años sesenta con sus minifaldas y sus vestidos de colores. 
En la actualidad es una maravilla poder bajar al anden, ver como eran las taquillas, los tornos, las escaleras y hasta los carteles publicitarios que quedaron allí atrapados en una capsula del tiempo.

Las fotos que pongo a continuación las saque yo misma, esta permitido hacer fotos en todo el recinto de la estación.


Taquillas y cartel con las tarifas de los billetes
tornos de entrada
Mapa de lineas en 1966

Cabina de venta de billetes
Publicidad década de los 60


Si te gusta la historia aquí podrás disfrutar de un pedazo de la historia oculta de Madrid en forma de estación de metro. Recomiendo esta visita para disfrutarla con niños, los guías son muy enrollados y  les cuentan las historias de manera muy amena. Sin dudarlo aconsejo esta visita para conocer un poco mejor la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CON ESTAS VERSIONES PUEDES SALVAR UNA VIDA

BEE GEES ( STAYING ALIVE) 1977 Quien les iba a decir a estos señores que esta canción serviría con los años para salvar vidas. Pero es ci...